INAUGURACION_PABELLON_AMERICA_LATINA_IILApeq-1024x788

“Voces Indígenas” / Rainer Krause

“Voces Indígenas” se titula la exposición colectiva que se llevará a cabo en el Pabellón del Instituto Ítalo-Latinoamericano (IILA) en el marco de la 56 Bienal de Venecia 2015, en la que participará Rainer Krause, Director Alterno de Obj.
Cristina Calderón (85 años) es la última mujer de origen Yagán que habla su lengua nativa: el Yagán o Yámana, considerada una lengua aislada cercana a la extinción. El registro de su voz contando un cuento y una fábula en su idioma fue captado por el académico del Departamento de Artes Visuales de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, Prof. Rainer Krause, dando paso a su más reciente producción, Lengua local 2: la entrevista.

Es precisamente esa obra la que fue convocada por el curador alemán radicado en Río de Janeiro, el Director del Instituto Goethe de esa ciudad, Alfons Hug, para ser exhibida en la exposición Voces Indígenas que se desarrollará en el marco de la 56ª Exposición Internacional de Arte Todos los Futuros del Mundo, curada por el comisario artístico, crítico de arte, escritor y poeta estadounidense, Okwui Enwezor.
Para esta versión el eje curatorial general se cuestiona el estado de las cosas postulando interrogantes como en qué mundo vivimos hoy, problemática que calza con la curatoría de Alfons Hug, que busca contribuir a aclarar el estado del arte entendiendo el mundo más allá de los limites habituales que se concentran en Europa y Norte América.

“Voces Indígeneas”
De allí que para Voces Indígenas Hug seleccionara 17 obras de veintiún artistas, principalmente latinoamericanos, cuyos trabajos tienen afinidad con el legado lingüístico indígena de América Latina y que fueron elegidos tomando en cuenta el grupo étnico, la relevancia histórica y cultural de la lengua, el peligro de extensión a la que están expuestas y su atractivo estético.

Así surge la convocatoria al artista sonoro Rainer Krause, cuyo interés artístico desde hace años se ha centrado en la realización de trabajos sonoros basados en la voz y lengua humana. “Invitamos al profesor Rainer Krause por ser conocido como artista que trabaja con instalaciones sonoras y por su interés en las culturas indígenas de Chile”, dijo el curador Alfons Hug.

Así lo demuestra su vasta trayectoria, marcada por la puesta en obra de las grabaciones de voces en diversos contextos, como lo realizado en Barcelona durante el 2003 en donde registró las voces de los diferentes habitantes de esa ciudad -gran parte de ellos inmigrantes de otros países con otras lenguas- lo que decantó en el trabajo instalativo <365> en sus dos versiones, en las que utilizó las voces de 12 personas extranjeras que fueron expuestas en Chile en el Museo Nacional de Bellas Artes y en el Museo de Arte Contemporáneo, respectivamente.

En la actualidad el profesor Rainer Krause trabaja permanentemente en Cambiar la pronunciación del propio nombre, obra sonora no finalizada en la que instala un par de parlantes, adosados a una pared, desde donde se escucha repetidamente el nombre Rainer Krause, y que tiene como fin dar a conocer las diferentes formas de pronunciación que la gente da al nombre del artista. “Esta pieza tematiza la capacidad de la voz de transportar informaciones sobre el individuo singular, como la edad, el sexo, la lengua materna y el grupo social. Estas informaciones extra y paralingüísticas se superponen a la pronunciación de mi nombre y transforman estas dos palabras en una gran variedad sonora”, explicó el artista.

Lengua local 2: la entrevista
Son precisamente las características de esas dos obras – <365> y Cambiar la pronunciación del propio nombre – que reúnen aspectos como el sonido de la lengua extranjera, que no se entiende, y que se transforma en percepción musical, sumado a las cualidades vocales singulares que indican el estado de una persona, las que se unen en otro trabajo del profesor Krause titulado Lengua local 2, basado en la voz de Cristina Calderón y que forma parte de la exposición en Venecia. “Aquí la voz lenta, pausada, incluso cansada de una mujer de 85 años en una lengua que solamente ella entiende y habla, es la sinécdoque de una cultura reprimida y -en pocos años más- desaparecida”, explica el artista.

En Lengua local 2, se escucha un cuento (mito) relatado en Yámana por la mujer Yagán, además de los sonidos ambientes de Tierra del Fuego como el mar, viento y el sonido de un avión. A partir de ese material surge Lengua local 2: la entrevista que pone en obra la voz de Cristina Calderón contando un cuento y una fábula, acompañado de su traducción al español, hecho por ella misma y transcrita por el artista. Además se muestra el retrato fotográfico que el profesor Rainer Krause obtuvo de la mujer Yagán, luego de la entrevista realizada en la “sencilla casa de Cristina en Puerto Williams”, como él la describió.
“Hay que tomar en cuenta que si solamente existe una persona que habla un idioma, no tiene a nadie con quién hablar, es por eso que habitualmente se comunica en español y de allí la importancia de este registro”, dijo el artista y agregó: “Sin duda, en este contexto es muy importante tomar en cuenta la situación de los pueblos indígenas y su relación con el mundo, que es diferente a la nuestra. Por eso, en Voces Indígenas se escuchan las voces de culturas en peligro de extinción, donde mi trabajo con la voz de Cristina Calderón presenta un extremo, ya que no solamente representa el pueblo más austral del mundo, sino también el extremo de que queda una sola persona hablante”, afirmó.

Curatoría del Pabellón 
Por esta razón, el curador Alfons Hug centró su interés en el rescate de estas lenguas con riesgo de desaparecer, afirmando en el texto curatorial que, “(…) Con la extinción de cada lengua, desaparece no sólo un valioso patrimonio lingüístico, sino también una autentica y única perspectiva del mundo y del medio ambiente (…)”.

De allí que las obras que se presentan en Voces Indígenas, se basen en la voz como material efímero, volátil y no objetual. Así en su materialidad se diferencian de la mayoría de las obras arte expuestas en la Bienal, enfatizando el peligro de la desaparición de su fuente. “Este peligro es el que corren actualmente los pueblos indígenas en general: desaparecer del mundo por causa de la estandarización cultural bajo la norma de las culturas hegemónicas y su afán de expansión global, donde también la Bienal de Venecia –a pesar de su concepto curatorial actual- es parte importante”, conjeturó Rainer Krause.
Justamente poner en valor esas lenguas, es lo que busca la instalación sonora Voces Indígenas, cuyo montaje intencionalmente austero, posibilitará que el visitante escuche al entrar un murmullo indefinido y polifónico, para que, a medida que se vaya acercando a cada altoparlante instalado, oiga con claridad cada una de las diversas lenguas exhibidas, contextualizadas con textos explicativo que le proveerán de información sobre las obras.

Al ser consultado sobre la importancia que tiene para su carrera artística el exhibir Lengua local 2: la entrevista en la Bienal de Venecia, el profesor Rainer Krause aseveró que, “esta muestra internacional es considerada la exposición periódica más importante en el mundo del arte. Su larga historia -120 años- y su gran prestigio aseguran una atención privilegiada por parte de un gran público general, de la crítica, los medios especializados y de masas como también de los curadores y gestores culturales. La Bienal es entonces una oportunidad excepcional de difundir mis trabajos más allá de los límites nacionales o latinoamericanos. Significa también un reconocimiento de la línea de desarrollo de mi trabajo a lo largo de los años, usando la voz, la lengua y el sonido como material plástico en el campo de las artes visuales. La Bienal, por último, entrega posibilidades de contacto con otros artistas y sus obras, factor importante para el desarrollo del propio trabajo en el futuro”, concluyó.

Texto de: Igora Martínez, Periodista Departamento de Artes Visuales/ Jueves 16 de abril de 2015